Categoría: Fragmentos, lecturas, cine…

Comensales de la negra señora

en: http://www.ellibrepensador.com/2016/03/30/comensales-la-negra-senora/

Ubi sunt?

https://i0.wp.com/www.ellibrepensador.com/wp-content/uploads/2016/03/ojo-elefante-muerto.jpg

Los artrópodos constituyen el filo más numeroso y se encuentran prácticamente en cualquier hábitat conocido, son los reyes del mundo natural. Dentro de su conjunto, el subgrupo de los insectos, representando casi dos tercios de los diez millones de especies que engrosan los índices de biodiversidad global, es el más abundante. La mayor parte de los insectos –y los califóridos y los sarcofágidos no serán una excepción- tienen un rostro jánico: “son, directa o indirectamente, beneficiosos y perjudiciales para los humanos” (Begoña Gaminde 2015, p. 1). Se alimentan de cosechas, parasitan, nos transmiten enfermedades a nosotros y a los animales domésticos, e incluso pueden llegar a ser empleados como armas biológicas -p.e las diez plagas de Egipto (Éxodo 7:14-11:10)- o instrumentos de tortura.

Sigue leyendo

Dos aspectos zoopolíticos del electorado español

1. Cuando la Modernidad sea un Gas

Tal cual se nos aparece hoy -es decir, como una forma de dominación- la Democracia representa el refinado producto de un laboratorio político al servicio del Capitalismo. La verdadera naturaleza de la Democracia, al menos desde la perspectiva de una genealogía del presente que elude sus raíces helénicas, no responde en realidad a un modelo pluralista de participación, sino que viene dada por el lema “divide y vencerás”. Decir que la ley del régimen vigente ha de acatarse porque “lo ha elegido la mayoría” es, así, una compleja trampa dialéctica que nos sustrae la verdadera identidad de quién maneja a dicha mayoría.

Sigue leyendo

Con ‘gatidad’ kafkiana

He perfeccionado hasta tres inflexiones de la voz, y otros tantos sonidos corporales, que dedico en exclusiva a mis gatos (y a las personas que más quiero). Ellos, principalmente como señal de gratitud –pero también porque sospechan que en ocasiones me aburro- han decidido ajustar sus ciclos diarios de hybris con mis momentos de estudio. Así, Lola me trepa por la silla y se sienta en mi nuca, o se para debajo de la lámpara a tomar un poco de calor; Luis prefiere pasearse despreocupadamente por delante de la pantalla del ordenador, cambiarme las páginas del libro o provocar una pequeña catástrofe en alguna parte de la casa. Eso, cuando no atraviesan trotando mi escritorio literalmente “como alma que lleva el diablo”.

Pero Luis y Lola están en lo cierto: en ocasiones me aburro y fantaseo con la posibilidad de ser un gato, o una gata. A ellos, por su parte, los he sorprendido en posturas indómitas: tratando de teclear en el ordenador, siguiendo atentamente un documental por televisión, seleccionando libros de la biblioteca, etc. Me pregunto qué no pasará en una casa en la que los humanos quieren ser gatos, y los gatos quieren ser humanos. No porque ser gato, o gata sea malo -que no lo es en absoluto- es que me viene a la cabeza otra pregunta: ¿qué pasará en un mundo en el que nadie está donde de veras quiere estar?

El chascarrillo de Feynman

Astronauta foto estrellas

«…el filósofo es el hombre alerta en el absoluto dentro de las ideas, que son también una selva indómita y peligrosa.»(Ortega, O.C., T. VI, p. 333)

¿Turistas o exploradores?

Me recordaba ayer un catedrático de Ciencias Naturales -condescendientemente- aquella famosa cita del físico teórico norteamericano Richard Feynman (1918-1988):

«Scientists are explorers. Philosophers are tourists»

Por el contexto de nuestra conversación (breve, epistolar y con mi pleitesía por adelantado) creo que no era del todo necesario, y no me lo he tomado bien. Supongo que su objetivo no era enojarme, sino recalcar de nuevo esa accesoria línea que escinde la metafísica de la epistemología, con superioridad. Bien por él. Dejo por escrito algunas cosas que no le voy a decir.

Sigue leyendo

El pensamiento es distancia

Como filosófico, el pensamiento es distancia. Es un distanciarse de las cosas y de uno mismo/a para pensarlas y pensarse: está el yo que observa (por piensa) las cosas, o el que, en un doble salto trascendental, se observa a sí mismo observando las cosas desde la postura de un tercero ‘imparcial‘.

Aunque, claro, el pensamiento es eso sólo en parte; y sobre esta idea falta mucho por desarrollar.

Andalucía y su «ideal vegetativo» de la existencia: el último paraíso occidental. (Relectura en clave ecologista de “Teoría de Andalucía”)

«El vegetal paradisíaco goza mínimamente, pero sin discontinuidad: goza de tener su follaje bajo el baño térmico del sol, de mecer sus ramas al venteo blanco, de refrescar su médula con la lluvia pasajera. Pues bien: aunque parezca mentira al hombre del Norte, hay todavía en este rincón del planeta millones de seres humanos para quienes la delicia básica de la vida es, en efecto, gozar de la temperie deleitable.»

(Ortega y Gasset, O. C., ed. Taurus, T. VI,  182)

INTRODUCCIÓN

Este texto es uno de aquellos en los que Ortega nos expone sin pudores su faceta más ecológica o, al menos, uno de los que más contenido potencial presenta para ser llevado hasta posicionamientos ecologistas contemporáneos. Fruto de una recopilación de ensayos publicado sobre los años veinte, nos presenta aquí un retrato somero, pero de mucho calado, acerca de lo que piensa sobre el alma andaluza. Como a los ecologistas profundos, se les acusará de primitivos, de ser demasiado sencillos, vegetativos y pobres. Sin embargo, precisamente gracias a esto, es, tal vez, Andalucía el último paraíso de Occidente. Un paraíso en el que la vida nace ungida de idealidad, pero no ya una idealidad, o idealismo, cartesiano y mecanicista, sino un idealizar la tierra siempre desde las propiedades reales que ésta ofrece. Veamos, pues, obviando el desastre ecológico que supone la feria del Rocio –¡ay!, un tirón de orejas para los/as rocieros-, qué es eso tan prístino, tan puro y sencillo que nos ofrece la Teoría de Andalucía de José Ortega y Gasset.

Sigue leyendo

Videoarte reivindicativo: la ecología de John Zerzan

Lo diremos por vigésimo primera vez, en la entrada 101 de nuestro phrontisterion: hay que decrecer, hay que despertar de la tecnoutopía del engañoso y malvado ecocapitalismo.

john Zerzan, ecology, ecología

Últimamente, pocos documentos, a excepción de algún texto de David Graebber y la excelente compilación Pensar desde la Izquierda, han conseguido engorilarme en la medida en que lo ha logrado hacer la pieza de videoarte Surplus: terrorized into consumers (online subt.) Sigue leyendo

Ya se apagó la pipa de Jacques Le Goff

¿A qué cielo van los herejes?

Historian Jacques Le Goff in His Home Office

Me he enterado de esta noticia, por una entrada en el Chestertonblog (http://bit.ly/PsMQuo):

«El medievalista Jacques Le Goff, uno de los más grandes historiadores e historiógrafos franceses, quien transformó con sus investigaciones la manera de entender y conocer la Edad Media, murió ayer a los 90 años, según informaron sus familiares al diario Le Monde.»

http://tiempo.infonews.com/2014/04/02/cultura-121757-murio-jacques-le-goff-el-historiador-que-le-cambio-la-cara-a-la-edad-media.php

A mí personalmente, me encantó el retrato que hizo de Francisco de Asís, además de algunas de sus sagaces observaciones sobre el estado de la religión y del mundo actuales. Tal vez no esté yo muy conectado últimamente a los MCM pero, ¿no ha pasado muy desapercibido esta noticia?  Como dijera el propio Le Goff: «Seguimos viviendo en la Edad Media»

 

 

 
 
 
 
 

Un balance del ecologismo durante el año pasado de Florent Marcellesi

Marcellesi trata de advertirnos del incremento de la virulencia de las luchas por los recursos energéticos, alcanzado el punto cero de la utopía fosilista, comienza la guerra de todos contra todos por el control de las fuentes de energía todavía aprovechables… señales del futuro cada vez más próximo.

F. Marcellesi, “El movimiento ecologista en el 2013: el año de la energía”