Etiquetado: Arne Naess

El misterioso ‘ursucéfalo’

(Sobre lo que la ecología, a veces, no es)

«Una ensordecedora algarabía llegó entonces del lado donde tienen sus jaulones los simios. Eran los cinocéfalos que representaban su tenaz comedia religiosa, saludando entre ridículos saltos, un rayo del sol dorado y nuevo que se quebraba en los hierros de su jaula» (Ortega y Gasset, O.C. ed. Taurus, T. VII, p. 37).

 

Imagen

[…]

Os enlazo un breve ensayo sobre la “paradoja del ursucéfalo”; trata de una propuesta cultural que en su trasfondo pretende ser ecologista y en realidad no lo es. Resta decir que no es el único comportamiento en detrimento del ecologismo, ni el que mayor impacto tiene, lo importante es que lo llevan a cabo pseudoecologistas -en realidad casi participes de una ecología muy profunda- que se autoengañan.

(Un abrazo muy fuerte para los que, pese a todo y aunque tal vez no volviéramos a ir, allí estuvimos cuando el bosque nos habló…)

Leer el artículo en El Librepensador

frag.: «…esto es lo que de algún modo puede considerarse una disrupción herética de su propio dogma: una herejía. Pensar por el oso, implica más bien comprender la necesidad de preservar las condiciones de estabilidad favorables a su conservación como especie; los asistentes y organizadores del festival, deberíamos haber valorado las posibilidades de materializar una celebración de esas dimensiones sin alterar negativamente las condiciones del ecosistema receptor

Debate abierto (II) La conexión SS-Paul Feyerabend-Arne Naess

«las 117 referencias a Paul Feyerabend que aparecen en la obra de Arne Naess, o que este fuera presentado por el noruego como un “heroe verde”» Fragmento de artículo en curso (véase la cita de Arne Naess en Naess, 2005, Collected works, T.X, p. 449)

Si Paul Feyerabend fue miembro de las Arbeitsdienst y Arne Naess lo tomó como un fundamento filosófico de la deep ecology, tal vez se reafirme la conexión nazi de la ecosofía, aunque como dice incluso Luc Ferry: esto no es motivo para desacreditar por completo a la deep ecology.

En mi opinión es la muestra perfecta de la sinergía estado-ecologismo, en su manifestación antidemocrática por supuesto. Ahora bién, al incluir por derecho propio la defensa de los animales y los ecosistemas, ¿fueron en ese sentido más democráticos que los democráticos contemporáneos que niegan lo derechos de los animales?

No creo que debamos tomar el nazismo como mythos de nuestra ecología, pero estoy tratando de desentrañar esta extraña conexión con la que me topé. Por el momento, parece emerger la constancia de que el compromiso de Feyerabend con el nazismo no fue tal y que pos supuesto, Arne Naess formó parte de la resistencia durantela ocupación nazi.

El problema es que la ecología política contemporánea esta tendiendo a reafirmar al estado como legitimo administrador del ecologismo… ¿a riesgo de generar nuevos Hitler´s verdes…?