Etiquetado: 22-M

Policía y sociedad civil: Quis custodiet ipsos custodes?

Tras los recientes altercados entre la sociedad civil y el aparato “vigilante y protector” del estado…police

«¿Quién vigilará a los vigilantes?» se preguntaba el poeta Juvenal, recuperando un diálogo que se remonta hasta Sócrates y Platón. Hoy tenemos que hacernos la misma pregunta a la luz de hechos como los que vienen sucediendo. Debemos tener presente, esta es la realidad, que existen comandos de policías infiltrados en las manifestaciones convocadas por la sociedad civil, con el único ánimo de provocar espirales de violencia; es decir, de ser quién comienza los actos vandálicos para arrastrar a los más radicales hasta su propia automarginación.

http://www.larepublica.es/2014/03/policias-infiltrados-en-una-manifestacion-sacan-sus-porras-extensibles-para-no-ser-golpeados-por-los-mossos/

Lo que el aparato represor del estado pretende, en ‘legitima’ posesión de la violencia, es dispersar las valiosas alianzas surgidas en el seno de esta crisis actual, que, por un motivo u otro, apuntan contra diferentes rasgos del capitalismo contemporáneo. En términos de Gramsci, hoy se habrían desencadenado los procesos hacia la hegemonía de las clases subalternas de la sociedad, organizando una masa compacta capaz de superar la propia resistencia del sistema dominante. El siguiente paso, habrá de ser la prefiguración hoy ya de instituciones justas (y ecológicas).

La estrategia del “gobierno español”, a través de la represión policial, quiere cercenar los preciados vínculos que los distintos grupos alter-capitalistas han establecido. Tal vez pretendan que nosotros y nosotras mismas, constituyamos una especie de policia para “vigilar y castigar” a los más radicales. Como castigo, estos no podrán desfilar en el ‘manifestódromo’ al que nos estamos conduciendo.