Dos nuevos artículos de la “factoria Dobson”, eco-política y filosofía (Dobson et al, 2013)

Son bastante interesantes, se enmarcan dentro del giro contremporáneo de la ecología política, que vuelve hacia una consideración positiva del estado, sin embargo, no todo estado vale (afortunadamente) y acá desmontan las iniciativas de su propio gobierno (Cameron y cia) y recalcan el contenido crítico y emancipador del ecologismo.

Para ver los borradores:

Big Society, little justice? Community renewable energy and the politics of localism. http://www.esci.keele.ac.uk/recckn/downloads/Big%20society%20little%20justice.pdf.

Community Knowledge Networks: An Alternative approach to energy use and justice. http://www.esci.keele.ac.uk/recckn/downloads/Community%20Knowledge%20Networks.pdf.

Pequeña reseña (en curso):

El primer artículo va en contra de la tendencia a replegarse en comunidades reducidas para gestionar nuestros recursos energéticos y solucionar los percances ecológicos. La retórica de la Big Society, “El giro localista” (Localist turn), ignoran la dimension transnacional de los problemas. El giro de las politicas hacia los ajustes localistas es falso, opera bajo el signo de la empoderación y la libertad, pero ignora serias cuestiones de justicia. El problema es la desconexion y la fragmentacion en el plano de la responsabilidad ecológica y el abastecimiento energético que son peligrosos, de nuevo reafirman las fronteras infranqueables de la reciprocidad.

Text:

“While more organised groups and communities will potentially benefit from schemes such as BSC (and even the revised feed-in tariff) and will pursue community energy schemes, the communities which are not well resourced or ‘self-activated’ may slip even further behind.”

“We argue that the potential for BS Localism to exacerbate ‘energy inequalities’ raises serious concerns over distributional justice.”

El segundo artículo curiosamente presenta un canto hacia la comunidad, pero no una comunidad aislada, sino una gran comunidad de conocimiento humano compartido. Es una apuesta por la filosofía de la sociedad, la red de conocimiento compartido, los nodos de convergencia, las perspectivas, el pensamiento. Además, pone en cuestión las formas tradicionales de compartir información, asi como las creencias o las ideas.

El problema del enfoque del gobierno es que refuerza el individualismo, cree que saturando de ‘información’ a los individuos sabrán gestionar mejor sus consumos, pero ignora la necesidad de añadir las perspectivas de algunos sectores (“de todos los afectados por la politica energética”).

Como temia Carme Melo Escrihuela, la carga se dirige contra los individuos y no la asume un estado perezoso y cabrón.

Aquí la comunidad se opone al individualismo y conocimiento a mera información y, la noción de re-conocimiento juega un papel fundamental en la justicia.
Además, este enfoque funciona con la idea de que se deben reforzar los vinculos ya existentes entre los pueblos, y si fuera necesario cultivar una serie de creencias nuevas para el orden ecológico. Pero lo importante, en términos de consideracion justa es RECONOCER el conocimiento que la gente ya tiene, y las prácticas que ya desarrollan, para poder incidir sobre ellas si fuera necesario.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s